La Responsabilidad Social Corporativa y el buen gobierno corporativo

Si bien no se pueden discutir los grandes logros del sistema de libre empresa, en términos de reducción de la pobreza global, de creación de riqueza y de empleo o de mejora de la salud, la tecnología y la educación, es cierto también que se cuestiona en la actualidad si dichos logros son sostenibles a largo plazo dado que se han conseguido con un consumo excesivo de recursos, un gran impacto medioambiental, un excesivo endeudamiento público y privado y una distribución de la riqueza que ha dejado al margen a grandes bolsas de la población mundial, habiendo desembocado todo ello, en la última década, en una crisis de alcance global.

A comienzos del siglo XXI, una serie de escándalos financieros, por todos conocidos, produjeron una falta de confianza en el mundo corporativo que supuso una enorme presión de la sociedad sobre aquél, en buena medida porque era más fácil subrayar en esos instantes los episodios negativos protagonizados por unos pocos, que el impacto positivo en términos de creación de valor, económico y social y de mejora de las condiciones de vida propiciados por la mayor parte de las empresas.

Trabajo de investigación realizado para el Centro de Buen Gobierno por Tomás Garicano, Joaquín Garralda y Elena Morales.